La historia del Bingo

Los juegos de azar están en el auge de su historia, cada vez hay más fanático y seguidores de estos a lo largo y ancho del mundo. Un segmento que cuenta con una gran cantidad de jugadores son los juegos de mesa, estos mezclan dos mundos gigantes como lo son los juegos de azar y los de mesa. De esta manera, juegos como el world of bingo, el blackjack o el póker se encuentran en la cúspide de la pirámide. Para conocer más sobre el Bingo, te traemos un breve resúmen de su historia.

El origen aceptado del juego

Como suele ocurrir con los juegos de azar que tienen cientos de años de antigüedad, hay varias teorías sobre cómo es que surgió el actual juego del Bingo y si en realidad aparece como una combinación de varios o de uno sólo. Hay numerosos hechos y relatos históricos que acompañan a cada teoría por lo que vamos a ver y analizar algunas de ellas. 

La primera versión que aparece como la más aceptada a nivel mundial es que su origen radica en el Imperio Romano, donde practicaban a lo largo de todo el Imperio y sobre todo los soldados un juego que se basaba en tener cada jugador una tabla grande de madera la cual tenía símbolos representativos, y en completar esta tabla cuando cada símbolo y figura salía sorteada, de esta manera ganaba el primero que lo completaba. Este juego es el más aceptado por los historiadores como el primer juego de Bingo o su más cercano referente a nivel histórico.

Otras versiones sobre el origen del Bingo

Hay varias versiones sobre cómo surgió el Bingo o sobre cuál debería ser la más aceptada para dar con su nacimiento. La segunda versión más aceptada es que nació en Italia en el siglo XVI donde tenía un estilo más fiel a la lotería y era un juego practicado únicamente por la aristocracia, consistía en un premio semanal y al igual que el Bingo actual utilizaba cartones y un bolillero para sacar cada número. Como se piensa, este juego luego llegó a Francia y de esta forma se expandió por toda Europa, pero no es la versión más aceptada sobre cómo se originó el Bingo, sino más bien una evolución de juegos más antiguos.

Cruce del Atlántico y reconocimiento mundial

El Bingo ya era conocido por todo Europa gracias a las grandes expansiones y procesos inmigratorios que hubo en el continente durante todo el 1800, transformando de esta manera un juego desconocido o nacional, o uno con fama y en el cuál todos podían jugar, ya que la nobleza y aristocracia no podía frenar su expansión hacia las grandes masas.

De esta manera fue como llegó a cruzar el Atlántico y aterrizar en Estados Unidos junto con la Gran Depresión en 1929. 

Atlanta fue el lugar donde llegó con el nombre de Beano, un año más tarde un fabricante de juguetes en Nueva York decidió llamarlo Bingo por simple equivocación, de esta manera surgiría el nombre por el que se lo conoce hoy en día.

Foto de Alejandro Garay en Unsplash

blank

Autor: LQSTV

LoQueSigue es un portal referente en Tecnolgía, Redes Sociales y Tecnopolítica desde 2009