Skip to content

Alerta al máximo: podría haber redes de trata atrayendo mujeres en grupos de compra-venta

2 diciembre, 2020
En general, las redes sociales han ayudado a la comunicación y a conectar a las personas alrededor del mundo, aunque eso no siempre es algo bueno. Esta ventana a millones de personas suele ser usada como un medio para cometer delitos. En ocasiones, más que medio, es una herramienta.

Detectan posible infiltración de redes de trata en grupos de compra-venta

Según información del Universal, la activista Vania Zamudio del colectivo Aquelarre Cihuacóatl, alertó sobre delincuentes infiltrados en grupos de compra/venta por Internet (Facebook). El modus operandi de estas personas es tan sencillo que aterra:

Publican ofertas de trabajo para jóvenes, usualmente (pero no únicamente) relacionadas con el modelaje, aunque hay otras ofertas de empleos más “convencionales” con sueldos desproporcionados. Lo importante es que la publicación reciba mensajes de jóvenes interesadas en la propuesta fantasma.

Una vez logrado el cometido, las citan, muchas veces pidiéndoles que lleven determinado tipo de ropa. Es ahí cuando las enganchan para redes de prostitución y a algunas incluso podrían llevárselas. Esto es lo que se cree que pasó con Liz y Araceli. Todo esto ya fue informado a la Fiscalía de Hidalgo (lugar en donde desaparecieron), pero hasta ahora -no ha pasado nada-. 

Liz y Araceli

Lizet Lugo Hernández fue -levantada- el 7 de noviembre de este año. Su familia y la activista creen que hay evidencia suficiente para creer que fue enganchada por uno de estos grupos de trata a través de redes sociales. Según testigos iba caminando sobre la carretera San Miguel Regla-Prismas con rumbo a su trabajo, pero un auto la interceptó y fue obligada a subir en él. No se le ha visto desde entonces.

El de Liz no es el único caso con este modus. Araceli González Sampayo también fue -levantada-; ella en la localidad de La Bóveda, en Acaxochitlan. Tiene 26años y de ella tampoco se ha sabido nada. Ambas mujeres “se esfumaron”, aunque la fuerza policiaca tampoco se ha preocupado demasiado por encontrarlas. El terreno de las redes suele ser un mundo inexplorado para las autoridades mexicanas (y cuando lo exploran, lo entienden mal).

Esperamos que pronto las autoridades comiencen a investigar con seriedad estas denuncias.