Skip to content

Argentina despenaliza el aborto en las primeras 14 semanas de embarazo

30 diciembre, 2020
Index

Con 38 votos a favor y 27 en contra, el aborto fue despenalizado. El debate estuvo marcado por el apoyo de diversos senadores de derecha.

LEE MÁS: “Perdí un embarazo después de votar a favor del aborto y pensé que Dios me castigó”: senadora de Argentina

Tras un debate de 12 horas en el Senado Argentino, los legisladores avalaron la Interrupción Voluntaria del Embarazo hasta las 14 semanas. Con 38 votos a favor, 29 en contra, una abstención y cuatro ausencias se consiguió la mayoría requerida para sancionar la ley. Fue avalado alrededor de las cinco de la mañana hora de Argentina.

Fue propuesta del presidente

El proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), propuesto por el presidente Alberto Fernández, incorpora modificaciones al Código Penal, agregando excepciones más allá de las 14 semanas en los casos de embarazo producto de una violación o si el embarazo pone en “riesgo la vida o la salud integral de la persona gestante.

También habilita la objeción de conciencia de los profesionales que no estuviesen de acuerdo con esa práctica.

El 1 de marzo de 2020, al iniciar el periodo ordinario de sesiones argentino, el presidente Alberto Fernández dijo que enviaría al Congreso un proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo dentro de los siguientes diez días, como prometió en campaña.

A causa de la pandemia, no envió el proyecto pero las activistas presionaron hasta que por fin lo envió el 17 de noviembre.

https://twitter.com/fetcheves/status/1343923419985965056

Los puntos más importantes

El aborto quedó despenalizado de manera voluntaria hasta las 14 semanas.

Reconoce este derecho no sólo a mujeres embarazadas, sino a personas gestantes, lo que es un reconocimiento a las identidades transgénero.

En caso de violación o si se pone en riesgo la vida de la madre, se puede abortar después de las 14 semanas.

Peeeero, si se aborta después de las 14 semanas sin que haya violación o riesgo, se impondrá una pena de cárcel de tres meses a un año.

La ley avalada permite la objeción de conciencia, es decir, si un médico se opone al borto, nadie puede obligarlo a realizarlo.

Peeeero, un médico que tenga objeción de conciencia debe canalizar a la persona embarazada a un médico que sí realice el aborto.

El funcionario de salud que impida u obstaculice un aborto tendrá una pena de tres meses a un año de prisión e inhabilitación por el doble de tiempo de la condena.