Skip to content

¿Cómo se forman los huracanes? Una pregunta que todos nos hacemos pero que pocos responden

11 noviembre, 2020

Debido a nuestra ubicación geográfica estamos propensos a huracanes que pueden afectar nuestra región. Por ello es importante conocer las causas de su formación para estar alertas y atentos cuando así lo necesitemos.

Los huracanes son uno de los fenómenos meteorológicos más poderosos que existen y que mas daños provocan a su paso. Pueden llegar a medir entre 8 y 10 kilómetros de alto, unos 500 kilómetros de ancho y alcanzar vientos sostenidos de más de 200 km/h. Sin embargo, no aparecen en todas las zonas del planeta y esto se debe a que necesitan una serie de condiciones meteorológicas para que lleguen a formarse.

¿Qué se necesita para formar un huracán?

1. La temperatura del agua del mar

La primera condición necesaria para la formación de un huracán es que las aguas del océano superen los 26ºC, pues a partir de este valor se produce una evaporación significativa y un aporte de humedad al sistema tormentoso que hace que llegue a tener una constitución sólida y acabe formando un huracán. Por debajo de este valor los huracanes no se formarán o se debilitarán rápidamente una vez se muevan en aguas por debajo de este umbral.

2. Distancia al ecuador

No hay huracanes en el ecuador y esto es debido a la fuerza de Coriolis ya que sin ella los huracanes no se formarían. Dicha fuerza de Coriolis aparece debido a la rotación terrestre sobre su eje y dado que esta es máxima en los polos y mínima en el ecuador, los huracanes no pueden formarse alrededor de los 5º norte y sur del ecuador. Esta fuerza es la responsable de que las bajas presiones —y huracanes— giren en sentido antihorario y los anticiclones en sentido horario en el hemisferio norte.

3. La cizalladura del viento

La cizalladura del viento es básicamente la diferencia en la velocidad o dirección de este entre dos puntos en la atmósfera. Para que pueda formarse y mantenerse un huracán es necesario que exista una baja cizalladura, especialmente en las capas altas, puesto que, sino ocurre, la parte inferior se desacopla de la superior.

4. Alta humedad

Además del aporte de humedad que se pueda producir en la evaporación propia de las aguas del océano es necesario que se mantengan los valores altos de humedad relativa desde la superficie hasta los niveles medios de la atmósfera.

5. La onda tropical

Aunque parezca increíble los huracanes del Atlántico se originan en la costa africana, pues es allí donde se dan las condiciones necesarias para empezar su formación: las ondas del este o tropicales que generan tormentas. Si esta onda encuentra las condiciones anteriores, se amplificará y evolucionará a una tormenta tropical o huracán.

Huracanes recientes que han afectado Quintana Roo

El Caribe mexicano se ha visto afectado en los últimos meses, se dice que la actual temporada de huracanes del Atlántico podría superar a la de 2005 como la más activa de la historia, si se producen dos tormentas más antes del 30 de noviembre.

Delta

Después de una larga noche, el huracán Delta tocó tierra muy cerca de Puerto Morelos, Quintana Roo, aproximadamente a las 05:30 de la madrugada del miércoles 7 de octubre.

El sistema se debilitó en las últimas horas, y avanzó por el territorio nacional como un fenómeno de categoría dos en la escala Saffir-Simpson. A pesar de haber reducido la fuerza de sus vientos, las autoridades recordaron que todavía se trata de un ciclón muy peligroso, y pidieron a la población que permanezca en sus casas.

Asimismo se encontraron fuertes vientos y lluvia que golpearon los edificios mientras el huracán Delta pasó por Cancún y Playa del Carmen, en el estado de Quintana Roo, México.

Zeta 

El impacto del huracán Zeta, el segundo ciclón en menos de un mes que golpea la infraestructura turística de la Península de Yucatán, dejó un saldo en cero de heridos o fallecidos.

Tocó tierra en el Caribe mexicano como huracán de categoría 1. Es la vigésimo séptima tormenta con nombre y el undécimo huracán de la temporada del Atlántico, abandonó la Península de Yucatán con dirección a Estados Unidos tras tocar tierra en Tulum, ciudad arqueológica del estado de Quintana Roo.

El golpe de Zeta, que perdió la categoría de huracán tras impactar en la península de Yucatán, llega mientras la crisis sanitaria ha afectado a la industria turística, que aporta el 8,7 % del producto interno bruto (PIB) de México, con Quintana Roo como el principal aportante.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) había advertido de una temporada de huracanes “extremadamente activa” con un pronóstico de hasta 18 ciclones para el Pacífico y hasta 19 en el Atlántico con impacto en México.

Vía National Geographic