Skip to content

Detenidos 130 indignados en París

 

La marcha de indignados que llegaría el 8 de octubre a Bruselas fue interceptada por la policía francesa, que en furgones llevaron detenidos a los integrantes del movimiento a distintas comisarías de París.

El movimiento partió de Madrid, Barcelona y Toulouse, pero a su paso por Francia decidieron reunirse para acampar en un sitio común antes de regresar al camino, acción que las autoridades locales no vieron con buenos ojos.

Según la declaración de uno de los detenidos, alrededor de las 21:30 horas del lunes la policía arremetió contra los manifestantes que caminaban por el Boulevar Saint Germaín, uno de las tantas rutas que los Indignados tomaros para llegar a Bruselas.

Versiones de los manifestantes indican que cuando vieron aproximarse a la fuerza antimotines gala, decidieron sentarse en las calles con los brazos entrelazados para demostrar que su manifestación era pacífica, la respuesta de los policías fue lanzarles gas pimienta en los ojos para evitar que pudieran ayudarse unos a otros.

“Estábamos caminando todos juntos cuando la Policía nos ha bloqueado el paso y nos ha gaseado. Nos hemos sentado en el suelo, no hemos sido violentos en ningún momento, lo único que decíamos es que queríamos llegar a Bruselas pero nos han comenzado a golpear”, relata Eric, estudiante de la Universidad Complutense de Madrid.

Luego de los hechos, integrantes del movimiento 15-M en Madrid denuncian que durante la “detención” dos personas resultaron gravemente heridas. El contingente estaba conformado en su mayoría por españoles y algunos ciudadanos franceses, las autoridades no hicieron distinción.

“Nos acorraló la policía, nos tiraron gases y empezamos a toser, lagrimar, vomitar, pero el grupo decidió permanecer unido y nos sentamos agarrados de los brazos”, explica Chema, que llegó a París en el grupo de Barcelona.

Leer:   Häfele en Euroshop 2023: La iluminación como nueva experiencia en el proceso de compra

Al respecto, los indignados aseguran que durante su paso por Francia respetaron a las leyes locales y en ningún momento interfirieron con la vialidad o las actividades cotidianas de los parisinos.

Los reportes oficiales hablan de 60 detenidos por participar en una manifestación no autorizada que altero el orden público, sin embargo, los oficiales sostienen que no hubo heridos ni represión.

Imagen: La pupila Insomne