El caso de @Robot2xl, ¿fantasía o complot? ¿Existe la Censura en Twitter?

Resultado del experimento que demuestra que @robot2xl no fue censurado

La Redes Sociales han venido a darnos nuevas herramientas de comunicación y para compartir información. Twitter y Facebook han sido incómodos para muchos gobiernos. Desde estos servicios se denuncia y se organizan protestas. Y como todos los medios, son suceptibles a la censura.

Afirmar que las empresas que proporcionan el servicio de estas redes censuren sistemáticamente, es una exageración. Sobre todo después de tantos ejemplo de libertad de expresión como en Honduras, Irán, China, Colombia y recientemente en México con la campaña a favor del Voto Nulo y el movimiento en Facebook que pide la renuncia de Felipe Calderón.

Este fin de semana apareció un un artículo del periodista Federico Arreola asegurando que al usuario @robot2xl (Óscar A. García) había sido objeto de censura por un grupo de tuiteros pagados, “porros pagados de derecha”. Algo que según él Twitter México (sic) permitía.

Esta afirmación causó cierto revuelo en la comunidad tuitera de México, surgieron muestras de apoyo y también mucho escepticismo.

Y existían muchas razones para creer que Twitter no censura, y no de esta forma. En todo caso si lo existiera, ya habría casos similares en el mundo, sobre todo en China, Irak o Estados Unidos donde existen muchas  razones para censurar activistas de parte de la empresa de microblogging o de algún servicio de inteligencia.

El único caso documentado de un intento de censura de un Tuitero se dio en Georgia, donde una red de bots rusos, -cientos de miles de ellas- trataban de silenciar la cuenta de @Cyxymu, un tuitero que denunciaba los abusos rusos contra su país.

Este fue un ataque masivo que casi tumba por completo a Twitter  y Facebook juntos, los cientos de miles de personas que trataron de silenciar a este tuitero no pudieron lograrlo.

En Cuba, Yohani Sánchez logra evadir sistemas informáticos complejos del gobierno Cubano a través de proxyes anónimos y sin problemas lográ escribir su blog y compartir desde twitter.

Óscar García, @Robot2xl que cuenta con poco más de 3 mil seguidores denunciaba haber recibido un ataque de cientos de tuiteros panistas…

Cuando comparas estos dos casos en el mundo con el de Oscar García, el de él suena a fantasía.

Cualquiera que lo haya tenido en su timeline se habría dado cuenta que Robot2xl es un usuario un tanto violento e intolerante y que tiende a atacar a usuarios de Twitter, lo sigan o no. Comportamiento que el mismo Federico Arreola ha claificado como de “porro de izquerda”.

Una de las reglas de Twitter es no insultar a los miembros de la comunidad. Lo más seguro es que las personas a las que Óscar atacaba, lo dejaban de seguir. Lo que entraba en otro de los parámetros que usa Twitter para detectar el Spam: el Unfollow masivo. No necesariamente el block o el reporte de Spam.

El comportamiento de Óscar es paranoico y propio de alguien que quiere llamar la atención. Ante sus afirmaciones inverosímiles de recibir ataques desde Twitter fue que decidimos realizar un sencillo experimento para comprobarlas o refutralas:

El experimento para demostrar que la baja de @Robot2xl no fue censura, sino la violación de las Reglas de Twitter

Óscar García y Federico Arreola hablaban de un complot contra la libertad de expresión de parte de Twitter México (sic). Los escépticos pensábamos que más bien se debía a que @Robot2xl reiteradamente violaba las políticas del servicio.

Así que decidimos recrear las condiciones y el comportamiento de una cuenta como la de @robot2xl.

Si Twitter mediante su algoritmo matemático determinaba bloquear a la cuenta por Spam, se demostraría que la supuesta censura sería una fanatasía.

Si la cuenta no resultaba sancionada, abría la posibilidad de que en efecto, la baja de la cuenta de Óscar García había sido víctima de una ataque coordinado.

El desarrollo fue el siguiente:

El sábado 10 de Enero de 2010 a las 16hrs (hora de la Ciudad de México), se pidió a la comunidad que alguien creará la cuenta “@tuiteroloco”. El tuitero @4lberto decidió realizar esta parte.

Después de creada la cuenta, se le pidió a la comunidad que empezarán a seguir a este usuario nuevo. Se unieron 43 seguidores a la nueva cuenta @tuiteroloco.

Se le pediría a este usuario nuevo que empezara a seguir a sus nuevos adeptos.

Se le encargaría que durante una hora, @tuiteroloco enviara replies a todos sus seguidores y empezará a lanzar twitts criticando al gobierno y criticando a Twitter. Envió varios replies y RT invitando a ver links y lanzó varios tuits políticos.

Después de una hora se le pidió a todos los participantes que dejarán de seguir a @tuiteroloco y que 5 de ellos lo bloquearan. Una parte muy importante del experimento.

Todo funcionó de acuerdo al plan e incluso las condiciones de realismo se fortalecieron cuando sólo 34 d elos 43 seguidores de tuiteroloco dejaron de seguirlo y sólo 2 de los 5 lo bloquearon.

Una situación bastante similar a la de Óscar García con sus seguidores y detractores.

Resultados Preliminares:

Durante 30 minutos la cuenta de @tuiterolco permaneció sin cambios, y se fortaleció la hipótesis de un ataque coordinado .

Resultados finales

A las 17:34 de la Ciudad de México se recibió la siguiente notificación en la cuenta recién creada de @tuiteroloco:

Resultado del experimento que demuestra que @robot2xl no fue censurado

Twitter mediante sus algoritmos y ante el unfollow masivo decidió que la cuenta @tuiteroloco concurría en comportamiento extraño y decidió suspenderla, más no borrarla. Al igual que la cuenta de @Robot2xl que hasta ahora ha sido suspendida.

Lo que demostraba que la supuesta censura que Óscar García señalaba, no era más que una simple violación a las reglas de Twitter y una errónea y fantasiosa interpretación de su parte.

En el experimento se violaron las siguientes reglas:

Crecimiento inexplicable

Envío de replies no solictados masivos

Repentino unfollow de seguidores

Bloqueo/denuncia de Spam por dos de los 43 seguidores

La posibilidad de complot quedaba totalmente descartada y se comprobaba que era ua invención de Óscar García al ignorar las reglas de uso de Twitter.

Necesario defender la libertad de Expresión de amenazas reales y montajes

La libertad de expresión es un derecho fundamental de todos. Debemos defenderla de amenzas reales, y solidarizarnos con usuarios como Yohani Sanchez, @Cyxymu y los cientos de tuiteros hondureños e iraníes que han resisitido el ataque de Gobiernos enteros

También es necesario defenderla de usuarios que la desvirtúan y que sólo le dan razones al totalitarismo para desprestigiarla como es el caso de Óscar García (@robot2xl).

Inventar ataques sólo restará fuerza a la defensa de la libertad de expresión cuando verdaderas incursiones se realicen para limitarla.

Agradecemos a todo los tuiteros que participaron en este ejercicio. Detractores y seguidores de Óscar García lo hicieron, lo que demostró la fuerza de la comunidad tuitera mexicana en pos de defender nuestras garantías y esclarecer fantasías.

Conocimos más cómo funciona Twitter y le abrimos la puerta del entendimiento.

Entender es transformar lo que existe y es el camino en pos de una realidad mejor.  Gracias a todos!!

Autor: LQSTV

LoQueSigue es un portal referente en Tecnolgía, Redes Sociales y Tecnopolítica desde 2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sixteen − thirteen =