El Parlamento Europeo se rebela contra el ACTA

El Parlamento Europeo alarga el plazo para la presentación de la “declaración escrita 12”, concediendo así un respiro a los  eurodiputados y activistas anti-ACTA que promueven la libertad en internet.

La “declaración escrita 12” sobre el ACTA (Tratado Contra el Comercio de Falsificaciones) tenía hasta el día de hoy -jueves 8 de julio-  para recoger el número de firmas necesarias para su adopción por el Parlamento Europeo. Jerzy Buzek, el presidente del Parlamento Europeo, ha aceptado aplazar la fecha hasta el próximo 9 de setiembre, según confirma la revista digital francesa owni.

¿Qué es el ACTA?

El ACTA (por sus siglas en inglés: Anti Counterfeiting Trade Agreement, o sea, Tratado Contra el Comercio de Falsificaciones) es una propuesta para un acuerdo comercial a nivel global para luchar contra las falsificaciones, tanto de bienes físicos (por ejemplo, medicamentos) como de bienes que se distribuyen por internet (películas, libros, etc). Los países que participan en las negociaciones son EEUU, Unión Europea, Japón, Australia, Suiza, México, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Jordania, Marruecos, Singapur, Emiratos Árabes Unidos y Canadá.

¿Por qué es polémico el ACTA?

El ACTA despertó las suspicacias de la comunidad de internet a raíz de que sus negociaciones, que comenzaron en 2006, estaban siendo llevadas a cabo en el más riguroso secreto. En mayo de 2008 un documento de discusión se filtró en WikiLeaks, a raíz de lo cual los medios comenzaron a investigar sobre el ACTA. En 2010 los usuarios de Twitter iniciaron una intensa campaña contra el ACTA, argumentando que el tratado violentaría la privacidad de las comunicaciones, convertiría en delitos penados con cárcel lo que ahora son simples faltas y que tendría efectos muy negativos en cuanto a la distribución de medicamentos genéricos en países subdesarrollados, dado que los criminalizaría al ser “copias” de los medicamentos “originales”, vetando así el acceso a la medicina a millones de personas en todo el mundo.

¿Qué es la “declaración escrita 12”?

La “declaración escrita 12” (nombre corto para “declaración escrita 12/2010), lanzada a iniciativa de los eurodiputados  Françoise Castex (Francia), Alexander Alvaro (Alemania), Stavros Lambrinidis (Grecia) y Zuzana Roithova (República Checa) describe las inquietudes de los eurodiputados a propósito del ACTA y declara que el acuerdo negociado por la Unión Europea debe respetar la libertad de expresión, la privacidad y la neutralidad de la red. También pide a la Comisión Europea que publique todos los textos en proceso de negociación. Los promotores de esta declaración -que en un principio tenían hasta el 8 de julio para conseguir al menos 369 firmas en la Eurocámara, plazo que ahora ha sido ampliado en 2 meses- aspiran a convertir su declaración en la postura oficial del Parlamento Europeo.

¿Qué puede hacer el Parlamento Europeo?

El Parlamento Europeo (llamado también Eurocámara), que consta de 750 diputados de los veintisiete estados miembros, es la institución que representa directamente a los ciudadanos de los distintos estados de Europa. Se elige por sufragio universal, directo y secreto. Tradicionalmente, en tiempos de bonanza, su rol ha venido siendo pequeño en comparación con los poderes Ejecutivo y Judicial de la Unión Europea. Es, sin embargo, el órgano legislativo de la Unión y ningún tratado puede firmarse sin su aprobación. Si se consigue que 369 eurodiputados firmen la “declaración escrita 12” (y ya la han firmado 353) esto fijaría la postura oficial del Parlamento Europeo y obligaría a la Comisión Europea a ser más transparente en el manejo de los documentos del ACTA.

¿Y ahora, qué ocurrirá?

Los eurodiputados tienen dos meses más de tiempo para conseguir las 16 firmas que les faltan para obligar a la Comisión Europea a manejarse con más transparencia respecto al ACTA. Por otra parte, mientras todo esto ocurría en Suiza, del otro lado del mar, en Washington, la organización del PIJIP (Programa de la Universidad Americana sobre la Justicia de la Información y la Propiedad Intelectual) reunía en Washington a un centenar de expertos de los cinco continentes cuyas críticas sobre el ACTA se resumían en que el tratado vulneraría al menos siete dominios de la política pública mundial.

Aspectos que vulnera el ACTA, según las conclusiones del PIJIP:

    Derechos fundamentales y libertades

    Gobierno de internet

    Acceso a medicinas

    Alcance y naturaleza de los derechos de la propiedad intelectual

    Comercio internacional

    Legislación internacional e instituciones

    Procesos democráticos

    El Reino Unido, además, acaba de hacer pública su postura oficial, donde se desmarca de su apoyo al ACTA.

    “ACTA no debe introducir más sanciones penales en las leyes de propiedad intelectual. En su lugar, debe proporcionar un marco para mejorar el cumplimiento de la legislación vigente”. Postura oficial de la Oficina de Propiedad Intelectual británica.

    Fuente: La Quadrature du Net, Owni, 20 minutos, microsiervos

    Foto: gmcmullen

    Autor: LQSTV

    LoQueSigue es un portal referente en Tecnolgía, Redes Sociales y Tecnopolítica desde 2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =