Skip to content

El proyecto Tren Maya tiene como prioridad la conservación del jaguar y el ecosistema

December 1, 2020
Home » Internet 🧑🏽‍💻 » El proyecto Tren Maya tiene como prioridad la conservación del jaguar y el ecosistema

El Tren Maya, emblema de la cuarta transformación para el desarrollo responsable de todo el Sureste Mexicano, tiene como prioridad cuidar el ecosistema y sus especies.

Uno de los proyectos más importantes para la actual administración gubernamental es conectar a los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, mediante la construcción del Tren Maya, el cual recorrerá una distancia de aproximadamente 1,500 kilómetros.

Además cuenta con uno de los proyectos más ambiciosos para la protección y conservación del jaguar, especie en peligro de extinción en México, garantizando la salvaguarda del medio ambiente, proteger el patrimonio arqueológico y cultural, así como respetar los derechos de los pueblos originarios.

Reservas naturales y hábitat del jaguar

En la península de Yucatán se encuentran la Reserva de la Biosfera Calakmul, la de Balam-Ku, Balam-Kin y Bal’an K’aax, las cuales son las selvas más extensas del país con más de un millón de hectáreas. Estas mantienen una población de más de 2.000 jaguares.

El jaguar es una especie “sombrilla” ya que la conservación de su hábitat implica la protección adicional de miles de especies de fauna y flora que comparten territorio. Por lo que proteger al jaguar es proteger a otras especies. Actualmente el jaguar se encuentra en peligro de extinción debido a la cacería indiscriminada y la pérdida de más del 40% de su hábitat en las últimas décadas.

Medidas implementadas en el Tren Maya para la conservación del jaguar

Para continuar con la preservación de ésta y otras especies, el Tren Maya trabaja de la mano con más de 100 especialistas y académicos en el manejo ecológico de proyectos de infraestructura y con el apoyo de universidades y centros de investigación de la región, así como con dependencias del Gobierno de México como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), comentó Adrián Montemayor, jefe de información del Fonatur.

Establecimiento de Pasos de Fauna y barreras físicas a lo largo de la vía o Pasos inferiores amplios que permitirán el paso de especies de tamaño mediano y grande.

Pasos a desnivel para fauna mayor como los jaguares, lo que permitirá el paso de fauna de menor tamaño.

Puentes colgantes para monos y especies arborícolas.

Cámaras escondidas o fototrampas, que permiten identificar y definir su ubicación más conveniente en la vía férrea del Tren Maya, cuentan con sensores de movimiento y visión nocturna, además registran los hábitos de tránsito de los animales.

A su vez el jefe de información de Fonatur detalló que los pasos de fauna serían construidos por los consorcios que ganen las licitaciones de los distintos tramos del Tren Maya, además la Semarnat y Profepa estarán vigilando estos planes de control y de mitigación de impacto ambiental.

Subrayó que la protección del jaguar es una prioridad en las futuras obras del tren maya.

“Estamos trabajando con distintos grupos de expertos y científicos de las principales casas de estudios del país. Fonatur ha firmado acuerdos con las universidades más importantes de México, donde buscamos sus opiniones y sus puntos de vista, además que no sólo se trata de la protección del jaguar, sino de todo el medio ambiente del sureste”, dijo.

Por su parte, el Dr. Gerardo Ceballos, investigador Titular “C” de Tiempo Completo en el Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y presidente de la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar, apuntó que los pasos de fauna podrían reducir el impacto del tren y de las carreteras del sureste.

“Los pasos de fauna son como un paso de peatones, pero para los animales. En este caso, es poner lugares para que los animales puedan cruzar sin que toquen la carretera. Algunos de los que proponemos van por abajo y otros son por arriba”, dijo. “El tren no creo que tenga ningún jaguar atropellado”, dijo el investigador quien ha publicado más de 500 artículos científicos y de divulgación, y publicado 52 libros.

“Serían alrededor de 20 pasos de fauna elevados, y un aproximado de más 200 por abajo a lo largo de todo el tren”, comentó, tras agregar que la construcción y reforestación de estos serían supervisados por científicos y expertos.

Bajo dicho contexto, el Tren Maya se mantiene en la etapa de investigación, diagnóstico y pronóstico de los ecosistemas locales para determinar las mejores medidas de mitigación para la protección de la flora y fauna de la región. Entre estas medidas se contempla la construcción de pasos de fauna para evitar la fragmentación del ecosistema y la reintegración de las especies locales a su hábitat.

La propuesta es realizar pasos subterráneos o elevados acondicionados con vegetación y otros elementos que garanticen su uso, dependiendo la zona y la fauna a preservar. Además, se mantendrá un monitoreo constante de las mismas.

Vía CC News