Skip to content

¿En dónde están todos tus datos personales en la red?

16 agosto, 2016

Internet

Sin que lo imagines, Facebook tiene una inmensa cantidad de información personal gracias al uso de tu cuenta.

Sabes a qué notas has entrado, cuáles has ocultado, a quiénes han enviado solicitudes de amistad y a quiénes has eliminado de tu lista. Incluso tiene datos de reconocimiento facial de tu cara y toda la información  que pensabas haber borrado.

Esto lo descubrió Max Schrems, un activista por la privacidad austriaco, quien pidió a Facebook  ver los datos personales que había almacenado de él.

Lo que recibió un CD, con mil 22 páginas, que muestra toda esta información.

“Retuvieron los datos de reconocimiento facial, que les permite identificarme en cualquier imagen. Tampoco revelaron la información para rastreo, que es aún más espeluznante. Recogen datos como a qué página entraste, qué leíste exactamente y por cuánto tiempo”, dijo Schrems a la BBC.

Sin embargo, ¿sabes dónde exactamente es almacenada toda esta información personal?

 

 

Más de la mitad de la capacidad de almacenamiento de esta información es controlada por cuatro empresas: Amazon, Microsoft, IBM y Google. Cada una de ella tiene granjas de servidores.

Además, varios de los principales proveedores públicos de la nube habitualmente duplican la información de los usuarios en las redes que tienen.

Es decir, además de guarda los datos en un servidor ubicado en Estados Unidos, esa misma información es duplicada en otros servidores que tenga la misma empresa en otros países.

Este es uno de los puntos débiles de estos servicio, ya que como señala Dan Svantesson, un especialista en leyes de Internet en la Universidad de Bond en Australia, es que “siempre existe el riesgo de que el país al que transfieran tus datos no tenga el mismo nivel de protección que el tuyo”.

Esto significa que la información subida a la red, por ejemplo en Estados Unidos, probablemente es transferida en algún momento a servidores ubicados en grandes ciudades del planeta, desde Sídney hasta Shanghái.

“Si tu información va a dar a otro país, puede ser confuso quién tiene acceso a ella, si los proveedores de la red o las autoridades del lugar”, explica.

Más información en la BBC