¿Qué harías con 1 millón?

¿Qué no haríamos con ese dinero? Por lo pronto, a trabajar…

Hoy ha sido día feriado. Son las siete de la mañana y estos niños se preparan para iniciar una jornada en un crucero de la gran ciudad. Estarán aquí hasta muy noche, para ganar unos cuantos pesos.

Ahora recuerdo a San Pablo:
“Dios se vale de los débiles, para confundir a los fuertes”.

 

Leer:   Lecciones del incidente del sumergible Titán

Foto de Jorge Cortés, Santiago de Querétaro, México

Esta imagen no es Creative Commons. Se reproduce aquí solo con permiso del autor.

 

Autor: LQSTV

LoQueSigue es un portal referente en Tecnolgía, Redes Sociales y Tecnopolítica desde 2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seventeen − 2 =