Skip to content

La comunidad artística de Playa del Carmen celebró la reducción de diversos impuestos

20 noviembre, 2020

Alrededor de 400 cantantes de la organización Artistas Playenses Unidos junto con la comunidad, lograron la reducción del 75 por ciento del impuesto municipal.

Dicho impuesto se cobra a establecimientos por tener a Músicos y Cancioneros profesionales en vivo, aplicado desde hace más de 10 años y que no está direccionado a ningún beneficio de desarrollo cultural, artístico o pedagógico.

En ese sentido Marlen Barrios, pionera de Artistas Playenses Unidos, organización que ha apoyado a este sector desde que empezó la contingencia sanitaria y Daniel Pacheco, promotor cultural y músico, destacaron que fue un gran avance que se haya logrado esta reducción en las atribuciones del cabildo de Solidaridad.

Por tanto la comunidad artística celebró la reducción en un 75% de diversos impuestos contemplados en la Ley de Hacienda del municipio de Solidaridad, como parte de la “Economía Naranja” en tiempos del coronavirus.

Daniel Pacheco Neri, sostuvo que el movimiento iniciado hace algunas semanas y llevado al Cabildo de Solidaridad, tuvo un eco favorable.

“Para nosotros, la comunidad de músicos, resulta un avance importante en cuanto a la eliminación de este impuesto a músicos y cancioneros del municipio de Solidaridad. Esta disminución del 75%, en un cobro que nos parece innecesario e injusto, avanza y ahora tenemos que buscar la manera jurídica necesaria para llevar esta petición ante el Congreso del Estado, puedan hacer desde sus funciones eliminar totalmente esta tributación”, sostuvo Daniel Pacheco.

Por su parte, Fabiola Ballesteros Xicoténcatl, regidora presidente de la comisión de Derechos Humanos, comentó que la modificación fue a fracciones de los artículos 27 y 43 de la Ley de Hacienda del municipio de Solidaridad para reducir el cobro del gravamen en diferentes montos que aplican a diversos espectáculos artísticos y, de manera particular, a músicos profesionales.

Sostuvo que no hay condiciones para que los integrantes del sector artístico continúen pagando el impuesto íntegramente porque muchos perdieron sus sitios de trabajo ante la contingencia sanitaria del Covid-19.

Dicho gravamen comenzó a implementarse desde hace 10 años, pero fue en este 2020 que resultó más difícil de pagar por la situación económica de los artistas, quienes incluso han salido a las calles a buscar algún apoyo monetario por la falta de oportunidades que ha traído la pandemia.

Vía Novedades Quintana Roo