La verdad sobre el SME ¿defensa del trabajador o mafia?

Lo bueno

Tener un fondo para construir tu casa completa a los 10 años de trabajar— nada de engañosos créditos a 15 años y mensualidades impagables— , fondo de ahorro cuatrimestral, transporte al trabajo, becas para tus hijos, insumos para el trabajo como uniformes, herramientas, viáticos, Seguro Social y sobre un Contrato Colectivo de Trabajo y una jubilación digan, es algo que ya casi ningún trabajador mexicano goza y es a lo que tienen acceso los trabajadores de Luz y Fuerza.

Es lo bueno del SME, de los primeros sindicatos del Mundo. Que nació y que obtuvo la mayoría de las prestaciones cuando la empresa era privada y extranjera —al contrario de lo que se piensa.

La visión social y la protección al trabajador viene de la influenza norteamericana, inglesa y canadiense de la Mexican Ligth and Power Company que fue nacionalizada en 1970, año donde empieza el declive y la falta de inversión y el saqueo del que ha sido objeto la compañía.

Fue entonces que me eduqué en una pequeña ciudad de Puebla, Nuevo Necaxa, donde tener acceso a los servicios,  a una escuela pública decente, cursos, becas, concursos y sobre todo tacnología y conferencias —como debería ser en todos los lugares de México— era de lo más normal. ¿Cuando en un pueblo de México iba yo a tener acceso a una computadora y internet en 1996 sin ser millonario?, eso es una muestra de lo que tenemos al alcance.

Esta es una pequeña ciudad donde incluso un trabajador que gane el mínimo en el tabulador de Luz y Fuerza puede aspirar a una casa y a un auto, a una escuela pública de nivel digno, sin que esto signifique una pesada carga. Incluso ahora la población tiene acceso a un canal local de televisión, impensable incluso en el Distrito Federal.

La influencia y la forma de pensar liberal y progresista no sólo se nota en la arquitectura, si no en la forma de vida y de ver las cosas, es por eso que mucha gente destacada, en varios ámbitos vienen de esta zona, que tiene estas facilidades gracias a la justicia laboral del SME. Esta zona de Puebla también tiene ciudades petroleras, asi que es común el alto nivel de vida y desarrollo.

Para los que no conocen Nuevo Necaxa, es una ciudad muy parecida a Ciudad Satélite y quizá con el mismo espíritu y forma de vida.

¿Por qué parece abusivo el modelo sindical del SME?

Porque no existe un modelo similar en ningún otro lado, las prestaciones y la defensa de los trabajadores es prácticamente nula en Mexico gracias al Neoliberalismo y el capitalismo salvaje que ha hecho del outsourcing y sus abusos lo más común en el campo laboral.

Ausencica de prestaciones, abusos laborales, negación de seguros médicos, descuentos injustificados, inestabilidad laboral… un 90% de la población laboral de México que está acostumbrada a esto, por supuesto que le parece excesivo… y peor aún, cuando han sido instruída y aleccionada para ver de mala forma el defender sus derechos.

Por ejemplo, comparación de un trabajador común y uno de Luz y Fuerza

Un cajero del Luz y Fuerza (LyF) gana alrededor de 1,000 USD al mes, en cambio un cajero promedio de Wal-Mart gana entre 200 y 250 dólares mensuales. Casi 5 veces menos.

El cajero del LyF, tiene derecho a guardería, a préstamo para construir una casa completa,  a vacaciones, a bonos, a fondo de ahorro, a Seguro Social, capacitación y sobre todo el derecho a progresar y cambiarse de departamento y puesto de acuerdo a su evolución y desempeño.

El cajero de Wal-Mart ni siquiera es considerado empleado, bajo engaños se lo considera “asociado” y tiene un abusivo horario de 12 horas, descuentos por miles de pretextos, sin seguro social, en fin. Allí es donde radica el conflicto.

Democracia Sindical

En ningún otro Sindicato de México existe la alternancia que existe en el SME, incluso los conflicto que ahora vive internamente serían impensables en alguna otraorganización donde las decisiones verticales son lo común. Piensen en PEMEX, en TELMEX, en la UNT y peor aún en la CTM, los dirigentes llevan allí más de 20 años y no se vé para cuando dejen sus puestos.

En el SME existen interesantes modelos de democracia donde se vota por planillas y muchas veces se forman gobiernos de coalición. Donde incluso se puede cuestionar y hasta ser disidente.

Lo malo

La corrupción, la venta de plazas, el acoholismo en los puestos de riesgo, el tráfico de vacaciones, claro cosas que no se pueden comprobar pero se sabe que existen.

¿Qué pretende el Gobierno y el sector privado?

El no tomar la nota de Martín Esparza supone un acto desesperado de Felipe Calderón por haberlo perdido todo en las pasadas elecciones, y por abrir de una vez a un nuevo Carlos Slim un sector tan rico y con tanto potencial como lo es el de la generación de energía.

Es falso que Luz y Fuerza del Centro esté en quiebra, lo que existe y nadie dice es un terrible regimen fiscal que —al igual que PEMEX— incauta todas las ganacias y no deja fondos para la inversión.

La gente del poder apuesta a que la infraestructura colapse para que entre el sectro privado a “rescatarla”, a que se adueñe como ocurrió con Teléfonos de México de un jugoso botín, de toda una infraestructura lista para ser explotada. Ponerla en manos de interese privados, a cambio claro de una limosna como ocurre en todos esos casos, como las carreteras, la CFE, la petroquímica, Aeroméxico, los bancos en fin.

Los neoliberales, cada vez menos afortunadamente, solo buscan enriquecerse a través de privatizaciones, sólo miren com ocurrió en Argentina o Bolivia.

Denostar a Luz y fuerza y al SME, tachándolos de ineficientes es una táctica común de esta gente, como cuando privatizaron el agua en Bolivia, solo que aquí al igual que en esa ocasión, simplemente la gente lo impedirá.

Si pretenden ocupar a Nuevo Necaxa y las instalaciones de Luz y Fuerza del Centro con el ejército y la Policia Federal, piénsenlo dos veces antes de hacerlo.

Como lo declaró el lider disidente del SME, Alejandro Muñoz:

“si la intención es pegarle al sindicato nos uniremos a muerte porque el problema es intrasindical, y en eso todos somos conscientes y nos unimos para defender nuestra fuente de trabajo”

Alejandro Muñoz, Tesorero disidente del SME, ver nota en Milenio

Puede que suene pesado, pero en realidad me gustaría que todas las ciudades pequeñas fueran como la ciudad donde crecí, llenas de oportunidades, de infraestructura, libres de preocupaciones como lo es Nuevo Necaxa, que gracias al esfuerzo de los electricistas y de su sindicato tiene ese nivel de bienestar y desarrollo social que yo disfruté.

A manera de Disclosure, no es desconocido para mis amigos cercanos, el saber que vengo de una familia de electricistas, el hecho de haber crecido en un pueblo tan maravillo como lo es Nuevo Necaxa y haber sido beneficiario por parte de mi padre de las prestaciones durante mi desarrollo, no me obliga a dejar de criticar lo malo y destacar lo bueno de Luz y Fuerza y el Sindicato Mexicano de Electricistas.

Autor: LQSTV

LoQueSigue es un portal referente en Tecnolgía, Redes Sociales y Tecnopolítica desde 2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =