Skip to content

¿Por qué florece el desierto de Atacama?

29 octubre, 2015

Miles de flores como si fuera un explosión recubren uno de los lugares más secos y calientes del planeta, el desierto de Atacama y aunque pareciera que es un evento único en realidad se repite cada ciertos años por una relación muy importante con los cambios  climáticos de nuestro planeta

Desierto florido en Atacama

Y sí, todo está relacionado con el famoso fenómeno de El Niño que provoca grandes lluvias en esa zona del planeta y con el exceso de agua todas la semillas y el polen acumulado en el desierto de pronto brota como también se llena de pequeña vida animal y es espectacular. Es una manera poética de que cambiará el clima en el planeta.

El fenómeno del niño antecede a grandes acontecimiento climáticos como el reciente huracán Patricia tiene su origen en el fenómeno, así como esta explosiones de flores como lo explica Ricardo Ordoñez:

Consultando sobre el tema al biología de la Univ. de La Serena, Dr. Francisco Squeo,  este explicó que el que la vegetación está acoplada al clima es lo característico del desierto.  En los años secos, muchas plantas quedan en receso, como por ejemplo, las añañucas o cebollines, y las anuales como suspiros y patas de guanaco.  El Dr. Squeo   también trabaja en el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (Ceaza), lo que lo califica como un experto en la materia. 

      También precisó que este proceso se relaciona además con los fenómenos del “Niño” y la “Niña”, que traen consigo muchas y pocas precipitaciones, respectivamente, en lapsos de cinco años.  Sin embargo, existe otra oscilación climática menos conocida, denominada Decadal del Pacífico y que se produce cada 20 a 25 años, la  que genera el mismo efecto sobre el delicado ecosistema de nuestro norte.    Esta tiene fases lluviosas que se llaman “El Viejo” y fases secas que se llaman “La Vieja”.  Los años 1980 y 1990 se presentó la fase “El Viejo” donde los “Niños” que ocurrieron allí fueron muy lluviosos.  Preciso que desde 1998 al 2025 vamos a estar en “La Vieja”, en que los “Niños” que han de presentarse serán débiles, como el de este año.

       En la región de Coquimbo existen 1.500 plantas nativas, mientras que en Atacama existen otras mil.  La mayoría de ellas responde a la lluvia y por eso aparecen flores, los arbustos incrementan su biomasa y también aumenta la fauna.  Como parte de este fenómeno, los roedores nativos tienen alimento y crecen sus poblaciones al año siguiente. Y como van a aumentar los roedores que comen hierba, el próximo año, los zorros, que los cazan y se alimentas de ellos, tienden a crecer entre el segundo y tercer año de las lluvias, explicó el Dr. Squeo.

¿Es impresionante este espectáculo no? Pareciera que es imposible que crecieran flores en el desierto así que piénsatelo antes de prometer cosas que impliquen decir “lo haré hasta que crezcan flores en el desierto” por que de hecho si ocurre. A continuación te dejamos una galería de fotos de tomadas del desierto florido por Joselyn Anfossi Mardones que ha decidido compartirlas bajo la licencia Creative Commons por que si la naturaleza es para todos, sus imágenes también 😀