Skip to content

Sombras en la Ciudad: ¿#graciaszp?

6 abril, 2011

Al fin la noticia, que ya todo el mundo parecía conocer antes de que se produjese, se hizo verbo. Zapatero se va, no se presentará a las elecciones generales de 2012. Algunos estarán contentos porque ese demonio con ínfulas desconocidas, ese bobo solemne, ese naif engreído se quita de en medio. Otros somos bastante más escépticos, pero antes de opinar recorreremos brevemente su mandato.

“Zapatero, no nos falles”, corearon los jóvenes la noche del 14 de marzo de 2004. La tasa del paro juvenil se acerca al 50%.

Zapatero ganó las elecciones de 2004 después de ejercer una tarea de oposición templada, incluso de mano tendida con el gobierno del Señor Oscuro Aznar Vader. Después vivió sus dos mejores años en el gobierno. Pactó con las fuerzas de izquierdas (IU y ERC) y, tras traer a las tropas de Irak e impulsar políticas sociales abiertamente progresistas tocó el cielo de la popularidad.

“Zapatero, no nos falles”, corearon los jóvenes la noche del 14 de marzo de 2004. La tasa del paro juvenil se acerca al 50%.

Los continuos golpes de la derecha mediática por mantener pactos con el auténtico satanás hecho carne, Carod Rovira, hicieron aparecer al Zapatero pragmático. Cambió sus pactos para refugiarse en el nacionalismo conservador, lo que propició una evidente falta de profundidad en las políticas puestas en marcha. En aquellos tiempos, ZP andaba sobre la cuerda floja del proceso de paz. Finalmente, cayó de la cuerda pero le sostuvo en las elecciones de 2008 la red de la gente que entendió su responsabilidad y dio la espalda a la irresponsabilidad constante de los Acebes, Zaplana y compañía que insultaban a la inteligencia humana en cada rueda de prensa.

En la segunda legislatura le arroyó la crisis económica. No se corrigió a tiempo la burbuja inmobiliaria. Se intentaron mantener las políticas sociales hasta que se impuso desde los sacrosantos mercados la Dictadura Capitalista en la que vivimos. No hace falta decir que con el PP en el gobierno los ajustes hubiesen sido mucho más duros, acordes a la ortodoxia neoliberal que defienden a capa y espada.

Ha sido un presidente que no ha sabido liderar la agenda de los medios: En la primera legislatura cuando podía explotar la buena marcha de la economía se hablaba de terrorismo y en la segunda cuando podía explicar la baza de las detenciones terroristas se hablaba de economía. ¿Para eso eran necesarios millones de euros en asesores?

Ha sido el presidente más respetuoso con los medios de comunicación, le avala el cambio en la línea editorial en los informativos de RTVE. También ha sido el más insultado, a manos de una derecha exagerada, casposa y cavernaria.

Le han llamado quemaiglesias cuando no ha tocado los privilegios económicos de la Iglesia Católica que recibe anualmente más de 6.000 millones de euros. Tocar el Concordato hubiese merecido el honor de ser condecorado con ese apelativo.

Zapatero ha propiciado avances sociales ambiciosos en la vanguardia mundial (Ley de matrimonio homosexual, Ley de Dependencia,…) y mientras la economía creció, dio tintes sociales a sus políticas. Eso sí, siempre dentro de un sistema económico neoliberal que, en sí mismo, propicia fortísimas desigualdades.

Mi mayor crítica es que no ha querido establecer un sistema tributario igualitario en el que paguen más los que más tienen. No se ha atrevido con las grandes fortunas que siguen tributando al 1% a través de las SICAV. En los recortes no se ha atrevido con los poderosos. ¿Dónde quedó aquel Zapatero idealista que nos dijo que el poder no le iba a cambiar? El maestro Millás escribió ayer que Zapatero es “el primer presidente de izquierdas que ha gobernado este país desde la democracia”. Si ésta es la mayor izquierda que vamos a ver en la democracia de nuestro país, o cambiamos de país o cambiamos de democracia.

Marcos

¿Quién es Sombras en la Ciudad?

Se cruzan las vidas de dos jóvenes burgaleses. Comparten libros, conversaciones, comidas, manifestaciones, noches inabarcables, ciudades, música,… Uno es más culto que el otro, uno es más crítico que el otro, uno es más inteligente que el otro y uno abre un post y el otro le contesta. Descubre quién es quién en esta pareja de impostores porque ni ellos mismos saben quienes son…síguelos en su blog Sombras en la Ciudad