Skip to content

Sony pagará caro el quitar Linux de su consola PlayStation 3

22 junio, 2016

ps3_1551882c

Sony se ha disculpado por la retirada de las opciones de instalación de Linux en la consola PlayStation 3 con la última actualización del firmware de la consola.

Sony ha concluido 6 años de litigios de los propietarios de las primeras generaciones de PlayStation 3, quienes demandaron  la empresa luego de que anunciarán que se retiraría el software que permitía instalar el sistema operativo Linux en su interior.

Recordemos que en 2006 presumía que su consola era tan potente y tenía las mismas funciones que un ordenador, gracias a la funcionalidad que nos permitía instalar Linux en la consola. Sólo teníamos que conectar un teclado y ratón en sus puertos USB y en teoría funcionaba como una computadora.

Esta decisión fue tomada por la empresa de tecnología luego de que la comunidad de hackers se aprovechara de explotar dicha posibilidad. Por esto, en marzo de 2010 Sony decidió eliminar esa posibilidad en la actualización de firmware 3.21 alegando problemas de seguridad.

Además de lanzar nuevas consolas al mercado. Esto le valió una demanda colectiva por parte de más de 10 millones de usuarios inconformes por no poder actualizar futuras versiones en consolas compradas antes de la actualización.  Ahora un juzgado de California ha dado la razón a los usuarios, que podrán reclamar una indemnización económica de entre 9 dólares a 55 dólares.

Para que puedan recibir  su indemnización los usuarios tendrán que demostrar la posibilidad de instalar otro sistema operativo fuera uno de los motivos por los que compraron la consola y que tenían intención de usarla. Los 55 dólares los obtendrán si demuestran, aportando número de serie de la consola y cuenta de PS Network, que tenían Linux instalado en sus consolas cuando Sony decidió eliminar el soporte.

Como parte de las obligaciones legales resueltas en el juicio, Sony tendrá que usar su base de datos de usuarios de PS Network para hacer llegar este conocimiento a todos los usuarios de la consola, e incluso comprar espacios publicitarios en conocidas webs de videojuegos para anunciarlo.