Ícono del sitio LQSNEWS

“TERFs”, transfobia y feminismo

El tema de las mujeres trans en el feminismo es quizá uno de los más polémicos dentro del movimiento, aunque de unos meses a la fecha, este complicado tema se ha vuelto tendencia. Y el capitalismo ha dejado claro que está dispuesto a darle voz a lxs trans, pero NO a las mujeres biológicas. De nuevo. ¿Sorpresas?

Pero, ¿por qué el feminismo no quiere aceptar a las mujeres transgénero en el movimiento? ¿Es transfobia? No, no lo es. Es supervivencia. La comunidad trans es una minoría, eso es realidad. Tanto hombres como mujeres trans están siendo asesinados por su identidad y por identificarse con un género que no concuerda con su cuerpo. Por eso es importante el transactivismo. Sin embargo, las mujeres trans (sexo biológico masculino) no tienen cabida en el feminismo y no tiene nada que ver con con odio hacia ellas. Es más bien un asunto de respeto y reconocimiento hacia nosotras.

¿Pero entonces sí es transfóbico el discurso feminista?

Cuando naces mujer, la vida no es fácil, no importa en qué condiciones económicas y sociales vengas al mundo (aunque sí hay diferencias significativas). Las mujeres somos sexualizadas y abusadas desde el día de nuestro nacimiento hasta la hora de nuestra muerte y no hay nada que podamos hacer al respecto. Nosotras no salimos del clóset como grupo en vulnerabilidad: nacimos en medio del odio que esta comunidad nos tiene.

El contexto en que creció y se desarrolló un masculino biológico promedio cuya mentalidad pertenece al llamado género femenino, es muy diferentes a los de una mujer biológica: el simple hecho de nacer con vagina y útero es visto como una desventaja en la vida y como signo de inferioridad, obediencia y debilidad. De aquí viene que a ellos les molesten tanto las mujeres trans. No entienden por qué un “gran hombre”, el macho alfa, querría convertirse en lo más bajo de su escala social: una mujer.

Las dos son opresiones, pero no son iguales ni tratan exactamente las mismas violencias, es por eso precisamente que cada quien a su movimiento libertario; pues no es lo mismo luchar por la libertad de la mujer biológica y porque nacer con determinado tipo de cuerpo no sea una sentencia de muerte, que por la libertad de pertenecer al género que se elija. Esto es algo bastante sencillo de entender.

A las trans el transfeminismo, a las mujeres el feminismo. Nuestra mera existencia no es transfobia ni es un insulto.

Ni TERFs ni transfóbicas, sólo mujeres buscando la libertad. 

Salir de la versión móvil